Accueil » Formación permanente

Formación permanente

CANADÁ

Institut de formation théologique de Montréal

ITALIA

Collège Pontifical Canadien, Rome

COLOMBIA

Casa sacerdotal de San Sulpicio en Bogotá

CANADÁ

Institut de formation théologique de Montréal

2065, rue Sherbrooke Ouest, Montréal (Québec) H3H 1G6

Contacto : M. Jaime Mora, PSS, rector.

(450) 479-6168
Fax: (450) 479-8973

registraire@iftm.ca

www.ifti.ca

El Instituto de Formación Teológica de Montreal (IFTM) es una obra fundada por los Sacerdotes de San Sulpicio en 1988.
Hasta 2020, esta institución se ocupaba principalmente de la formación de presbíteros en Montreal.

Actualmente, el Instituto se define como una organización internacional de la Provincia canadiense de la Sociedad de San Sulpicio al servicio de la Iglesia y de las diversas obras, instituciones y comunidades en las que están presentes sus miembros.

Si quiere conocer los programas y cursos del IFTM, visite el sitio web

séminaire montréal

Una tradición universitaria que se remonta a más de un siglo

La existencia del Instituto de formación Teológica de Montreal está estrechamente vinculada al Seminario Mayor de Montreal. En 1878, este seminario se convirtió en una facultad de teología adscrita a la Universidad de Laval de Quebec. Esta facultad obtuvo el reconocimiento civil en 1920. En 1925, obtuvo su estatus canónico como facultad de la Universidad de Montreal. Hasta 1967, fue obra de los Sacerdotes de San Sulpicio, situados en el Grand Séminaire de Montréal. Ese año, la Universidad de Montreal obtuvo una nueva carta y en consecuencia, todas las funciones de la Facultad de Teología, es decir, la administración y la enseñanza, se integraron totalmente en el campus principal de la Universidad de Montreal. La facultad estará bajo la dirección de los sacerdotes de San Sulpicio durante algún tiempo. Este traslado de la sede de la Facultad facilitó el acceso a los estudios teológicos y a las titulaciones universitarias a una mayor variedad de estudiantes, laicos y religiosos.

Un instituto afiliado a la Universidad de Letrán

Por su parte, el Seminario Mayor de Montreal (G.S.M.) seguirá especializándose en la formación de los futuros sacerdotes. En 1976, se reanuda una enseñanza autónoma en el Seminario Mayor en la calle Sherbrooke. El Centro de Formación Teológica del Seminario Mayor, considerado canónicamente como Studium desde 1978, obtiene, en 1979, la afiliación a la Universidad Pontificia de Letrán en Roma para el programa de teología. Luego, en 1986, se otorga la afiliación para el programa de filosofía y en 1994, para el programa de posgrado de la Maestría en Teología Pastoral.

En 1988, el Centro fue erigido por la Congregación para la Educación Católica, como Instituto y pasó a llamarse Instituto de Formación Teológica de Montreal, nombre registrado en la Provincia de Quebec en 1995. Esta distinción más clara entre el «Seminario Mayor», lugar de formación sacerdotal, y el «Instituto de Formación Teológica de Montreal», lugar de formación intelectual en filosofía y teología, permite la inclusión de muchos laicos entre los estudiantes.

Reconocimiento civil: Ley 278

El 20 de junio de 1998, el Gobierno de Quebec sanciona el proyecto de ley 278 que reconoce que: «Los sacerdotes de San Sulpicio de Montreal tienen la facultad de impartir programas de enseñanza de nivel universitario y de otorgar títulos, diplomas, certificados u otros certificados de estudios universitarios en el ámbito de las ciencias eclesiásticas». La entrada en vigor de esta ley otorga el derecho a otorgar títulos y diplomas civiles en el ámbito de las ciencias eclesiásticas. Todos los programas y títulos del Instituto están registrados oficialmente en el Ministerio de Educación.

Autonomía del I.F.T.M.

El Instituto de Enseñanza Teológica de Montreal ha adquirido, tras treinta años de afiliación, madurez, estabilidad y reconocimiento. El 25 de septiembre de 2009, el Instituto de Formación Teológica de Montreal, propiedad de los Sacerdotes de San Sulpicio de Montreal, se convierte en una corporación bajo la Ley de Corporaciones Religiosas. En consecuencia, el I.F.T.M. es administrado por los Sacerdotes de San Sulpicio de Montreal, que expiden diplomas en materia civil en virtud del proyecto de ley 278.

ITALIA

Collège Pontifical Canadien

Via Crescenzio, 75
00193 Rome, Italie

Contacto: M. Jaroslaw Kaufmann, PSS, rector

(39) 06.684.02113
Secrétariat (39) 06.684.0211
Fax: (39) 06.684.02107

collegio.canadese@sulpc.org

125º aniversario de la fundación del Colegio Pontificio Canadiense.

En 1888, la Provincia canadiense inaugura el Colegio Pontificio Canadiense de Roma, una residencia para sacerdotes y sulpicianos canadienses que vienen a realizar estudios superiores en las distintas universidades de la Ciudad Eterna. El 6 de mayo de 1932, un decreto de la Congregación Romana para los Seminarios y Universidades reconoce oficialmente al Colegio como institución pontificia. El 21 de agosto de 1937, un real decreto concedió el reconocimiento civil a la Corporación del Colegio de la que el Rector era el representante legal.

College_canadien_3

Al principio, el Colegio ocupaba el número 117 de Via Quattro Fontane, un magnífico edificio de cuatro plantas que podía albergar a unos 50 residentes. En 1974, una notable disminución del número de candidatos a los estudios obliga a San Sulpicio a vender esta casa para ocupar un piso del Colegio Pontificio San Juan Nepomuceno, en el número 1 de la Via Concordia.

Durante los meses de septiembre y octubre de 1977, el Colegio Canadiense se traslada a Via Crescenzio 75, en la Casa General de las Hermanas Ursulinas del Sacro Monte de Varallo, a pocos minutos a pie de la Basílica de San Pedro.

En noviembre de 1988 el Colegio celebró el centenario de su fundación. Durante un banquete ofrecido en la Casa de Santa Marta, Su Santidad el Papa Juan Pablo II, dirigiéndose a los cardenales, obispos, sacerdotes y amigos del Colegio que asistieron a la celebración, resumió bien el papel de la Casa:

«La creación de un Colegio en Roma permite a los estudiantes tener una experiencia diferente de la vida universitaria en sus respectivos países y, al mismo tiempo, complementarla. Tienen la oportunidad de beneficiarse de la contribución de profesores de casi todas las naciones del mundo. A través del contacto personal diario con otros estudiantes, toman conciencia de las aspiraciones e intereses de sacerdotes y religiosos de otras culturas y con una experiencia de vida en la Iglesia diferente a la suya. De manera concreta, en Roma, los estudiantes pueden descubrir también la universalidad de la Iglesia, su diversidad y la riqueza de su unidad».

En noviembre de 2005, tras un proceso de varios años en el que participaron los distintos órganos de la Sociedad y del Colegio, la Congregación para la Educación Católica aprobó los Estatutos y el Directorio del Colegio Pontificio Canadiense. De este modo, el Colegio se beneficia de criterios y orientaciones actualizados y precisos, de acuerdo con las disposiciones de la Iglesia y la pedagogía de los Sacerdotes de San Sulpicio en cuanto a la formación permanente de los sacerdotes.

Además de las zonas comunes como la capilla, el comedor y la biblioteca, el Colegio dispone de 21 habitaciones equipadas con ducha, ventanas insonorizadas, línea telefónica y conexión a Internet.

Al principio del año escolar, a finales de septiembre o principios de octubre, el Colegio recibe a los estudiantes sacerdotes. Estos estudiantes pueden permanecer en la casa hasta finales de junio. Durante los meses de julio y agosto, y la mayor parte de septiembre, la casa está cerrada.

Desde 2018, el señor Jaroslaw Kaufmann dirige la casa como rector. Actualmente acoge a unos 20 estudiantes sacerdotes.

Estos sacerdotes estudian en diferentes instituciones: la Universidad Gregoriana, el Pontificio Instituto Bíblico, la Universidad Lateranense (Instituto Juan Pablo II para la Familia e Instituto de Pastoral), la Academia Alfonsiana, la Facultad de Teología Teresianum (Espiritualidad), el Pontificio Ateneo de San Anselmo (Liturgia), la Universidad de Santo Tomás de Aquino (Angelicum) o la Universidad Urbaniana.

Por lo general, los sacerdotes preparan una licencia o un doctorado en una de las ciencias eclesiásticas. Sin embargo, también se puede participar en un programa concreto durante un periodo sabático.

El año académico consta de dos semestres. La primera suele comenzar a mediados de octubre y termina con los exámenes a principios de febrero. El segundo trimestre va de mediados de febrero a finales de junio.

Normalmente, hay unas tres semanas de vacaciones en Navidad y dos semanas en Semana Santa.

Visitantes

Durante los meses de mayor afluencia (de octubre a junio), el Colegio suele tener algunas habitaciones disponibles para recibir a los huéspedes.

COLOMBIA

Casa sacerdotal de San Sulpicio en Bogotá

Carrera 62 No 172-41, Barrio San José de Bavaria. Bogotá, D.C., Colombia, A.S.

Contacto: M. Juan Elîas Muñoz, PSS, coordinador de la casa.

(57-1) 679-0736, poste 231
Fax: (57-1) 487-0225

padressulpicianos@gmail.com

La Casa de San Sulpicio en Bogotá está íntimamente ligada a la presencia sulpiciana en Colombia y América Latina. Tras su llegada al Seminario de Manizales en 1949 y la recepción de varios candidatos, San Sulpicio, en pocos años, es llevado a hacerse cargo de varios seminarios en Colombia y en otros países de América Latina (Panamá, Guatemala, Venezuela, Brasil). Desde finales de los años 60, cuando la Compañía asumió la dirección de un segundo seminario, el de Bogotá, se sintió la necesidad de coordinar el trabajo y la vida comunitaria de los equipos de formadores. Sin embargo, hay que esperar hasta 1971 para ver la creación de una Delegación Provincial de los Sacerdotes de San Sulpicio en Colombia, que poco después se convierte en la Delegación Provincial de los Sacerdotes de San Sulpicio en Colombia para la región latinoamericana.

El Padre. Alberto Giraldo, PSS, fue elegido como primer delegado para ejercer su cargo desde 1971 hasta 1974, cuando fue nombrado Obispo Auxiliar de Popayán. Sus sucesores comprenderán, como él, la importancia de un lugar de pertenencia propio de San Sulpicio, sobre todo porque ninguno de los seminarios sulpicianos de Colombia, Brasil y Panamá pertenecía a la Provincia canadiense de los Sacerdotes de San Sulpicio. Tras varias búsquedas infructuosas, el 26 de octubre de 1988, el delegado de la época, P. Arturo Cardona, PSS realiza este proyecto gracias a la ayuda financiera de la procura Provincial de Canadá.

Fue en Bogotá donde adquirió de las Hermanas Terciarias Capuchinas una casa en el barrio Nicolás de Federmán. Allí, un cofrade reside permanentemente como administrador y superior de la casa. El primero en ocupar este cargo fue el P. Jorge Jaramillo, PSS, al que sucedió el P. Alfred Morin, PSS. Luego, con el paso de los años, los cohermanos se instalaron allí porque se retiraban por razones de edad o de salud. Pronto, la Casa no pudo seguir cumpliendo sus diversas funciones administrativas y residenciales. Ante esta situación, el Padre Nelson Londoño, PSS, delegado provincial de 1996 a 1998, logró concretar la compra de un terreno ubicado en el barrio San José de Bavaria, lote que se prestaría para la construcción de una casa más grande.

sansulpicio1El Padre Álvaro Jaramillo, PSS, fallecido en 2002, junto con el P. Gregorio León, PSS, supervisaron la construcción de la nueva casa. Las generosas donaciones de muchas fuentes cubrieron una gran parte de los costes incurridos. Entre otros, podemos mencionar la contribución de varias comunidades religiosas y de varias autoridades de San Sulpicio: el Generalato, la Provincia de Estados Unidos, la Provincia de Canadá y cohermanos individuales de la Provincia de Canadá.

El resultado es un edificio que satisface todas las necesidades. Dispone de 32 habitaciones, incluidas 12 suites, para alojar a los sacerdotes, sin olvidar cuatro habitaciones para las monjas que prestan servicio de ayuda. Además de un refectorio y una amplia capilla dedicada a San Ambrosio, ofrece a sus residentes una biblioteca bastante grande, una sala de conferencias y varias salas reservadas a la vida comunitaria. Se trasladó el 8 de noviembre de 2001 y la inauguración oficial tuvo lugar el 9 de enero de 2002 con la presencia del Nuncio Apostólico, S.E. Mons. Benniamino Stella, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, nuestro cohermano H. E. Alberto Giraldo, Arzobispo PSS de Medellín, y varios otros invitados.

La Casa alberga la Delegación Provincial en Colombia para la región de América Latina (el Delegado y el Ecónomo de la Delegación), algunos cohermanos jubilados, candidatos a San Sulpicio que están estudiando, así como algunos sacerdotes no sulpicianos que estudian en el Instituto de Teología Pastoral para América Latina (ITEPAL) o que trabajan en Bogotá.

Esta comunidad está animada por su director, P. Juan Elías Muñoz, PSS, y los miembros del Consejo local.

Periódicamente, en enero, la Casa acoge la reunión oficial de los cohermanos de América Latina para diferentes sesiones de estudio o renovación. También se utiliza para las sesiones de formación permanente de los sacerdotes en general o para los aspirantes a San Sulpicio o los colaboradores diocesanos de los seminarios confiados a la Provincia canadiense de San Sulpicio. A su vez, la capilla de esta casa acoge diariamente a un buen número de fieles que se unen a los sacerdotes para la celebración de la Eucaristía.